Make your own free website on Tripod.com








EN LA PALABRA
LIBRO MAS ALLA DE MI SOMBRA













Home

Ensayos | ESCRITORES HUESPEDES | SILECIO DE SOMBRA Y EN LA PALABRA | Eventos recientes y próximos | LIBRO MAS ALLA DE MI SOMBRA | ARTICULOS | GALERIA FOTOGRAFICA | Vínculos relacionados | Contáctenos
































EL POETA ES LA ÚLTIMA METÁFORA DE LA UTOPÍA HUMANA.
Por Enegildo Peña
A PROPÓSITO DE DOMINGO ACEVEDO

PORTADA LIBRO DE ACEVEDO

"Sólo el poeta cree en la poesía".




El poeta y ensayista santiaguero, Enegildo Peña, glosa brevemente, con palabras de fe en el poema, la poesía de su compueblano Domingo Acevedo.



Sólo el poeta cree en la poesía. El poeta es la última metáfora de la utopía
humana, por eso busca la esencia sensible de sus cosas. Aunque la modernidad en su crisis de civilización se haya olvidado de la poesía, el poeta sigue creando, soñando y sufriendo porque todavía cree en la humanidad.

En esta penumbra sobrevive el poeta, dejando atrás todo lo mezquino que caracteriza la temporalidad postmoderna, animalizando todo hasta llegar a la ridiculización de los sentidos. El hombre ha perdido su permanencia, por estar buscando lo inmediato. Parecería que ya todo esta perdido, pero todavía nos queda la poesía:

He visto los delfines del alba
navegar en tus ojos
hasta alcanzar los mares distantes
del crepúsculo donde los dioses
protegen la utopía para que no la roben
los pescadores de sueños.

(Pescadores de sueños)

Aunque los poetas sean distintos, los temas siempre serán los mismos. El amor es el tema que más intento poético ha tenido, porque en algún momento de nuestra vida, la poesía ha sido la mampara para conquistar lo deseado o regresar al olvido. En su Espejismo de luna llena, Domingo Acevedo lo ha padecido:

La verde soledad del mundo
quedó para siempre en mi corazón y
entre las hojas muertas busqué desesperado
el último suspiro de la vida para despertar
la primavera de su sueño de silencio
para que las flores no mueran jamás.

(Estación I)

La naturaleza es utilizada como pretexto de sus amores angustiosos, donde
lleva sus vacíos existenciales hacia la verde soledad del mundo, para luego despertar la primavera/ de su sueño de silencio. La nostalgia, la soledad natural y el amor son temas recurrentes en la historia de la literature. La evidencia de la soledad más terrible en el ámbito de la poesía contemporánea la expresó César Vallejo, cuando dijo, yo nací un día en que Dios estaba enfermo. Jamás podré olvidar este verso, tan solidariamente doloroso, donde se manifiesta la indiferencia de las desigualdades sociales. A Domingo Acevedo también le duele la desesperanza social:

He viajado hacia la noche eterna de los ingenios muertos enterrados en los bateyes abandonados de cuyo esplendor efímero sólo quedan las cenizas ancestrales
que el viento amarrillo de las tardes
de un otoño tropical
dispersa por los senderos ensangrentados
de una historia amarga
que se eterniza en las leyendas
que cuentan los abuelos
en las noches del olvido
junto a las hogueras de los sueños.

(Los Ingenios)

La poesía no se hace con intenciones, sino con palabras, pero éstas deben ser estéticamente creadoras. Cuando un poeta logra decir lo que no puede el lenguaje, estamos en presencia de la poesía. Todos anidamos en nuestro ser alguna intención poética, pero hasta que no lo intentamos no sabemos lo difícil que es. Domingo Acevedo ha hecho su intento, ahora le corresponde a cada uno de ustedes hacer su lectura, porque ya yo hice la mía.

(Espejismo de luna llena, Domingo Acevedo; Mediabyte: 2001; 111 páginas).


Ventana |biblioteca Poesía
Domingo 16 de febrero de 3003








MAS ALLA DE MI SOMBRA
ENEGILDO PEÑA

Enegildo Peña






MÁS ALLÁ DE MI SOMBRA
Ediciones Imposibles
Santiago, 1993












































A María Luisa Santos,
refugio de mi voz...



























































































Madre, en la luz beso
la pureza de tus labios.














































El ser se eterniza con tu presencia.


ANTE MI SOMBRA: ESTAS PALABRAS










Esta sombra va donde se produce el poema, creando la emoción y la razón de una escritura, porque en la sombra todo es posible.

La poesía atrapa el instante haciendo de éste una filosofía de la palabra donde no existe la repuesta sino la interrogante, para que la poesía asuma el espíritu creativo de esta sombra.















































































La muerte es la segunda razón de la vida.
UNA HERIDA EN LA SANGRE




Más allá de mi sombra,
sigo buscando tu voz.




Sangran mis heridas
en los ojos del ser
al tejer el misterio
de una sombra que camina.

Una voz me dice:
su penumbra es inminente
busca el vestigio inmutable de su rostro.

Miro a lo lejos el cristal de la memoria
en la soledad del camino
interrogando el espacio de la vida.

Entre el principio de sus formas
y la existencia de la nada
que vive en la sombra;

se va cerrando la noche,
donde la realidad busca su lenguaje
y despierta mi agonía:

-Madre, una voz escucha tu silencio-.
-Hijo, la muerte es una sombra que camina-.













LAMENTO




Tú eres el mar y eres la muerte.





Un lamento
se escucha
bajo las espumas
del ser
al soñar la tierra
el placer del agua
y vivir la muerte
en la eterna presencia.


Su forma se refleja
más allá
del agua
ordenando las dormidas
luciérnagas,
como el dios que hurga
en las tinieblas
del vacío.


El ojo sueña
el suicidio
de la luz
en la imaginación
del tiempo,
donde el crepúsculo
eco de una voz
ha roto
su imagen.



















































A sabiendas de la muerte de un pasado,
pienso en el silencio de mi sombra.

(1)



En el enigma del sol
vuela el poeta,


El instante sueña
con el enigma del sol
en las oscuras presencias del fuego.





(2)


mientras un libro piensa
en los pájaros eternos.




El silencio
gravita en el cristal del tiempo
en la búsqueda de otra existencia
donde se despoja la locura.


















(3)




Detrás de su luz
el silencio vive.




Rotos los espacios donde nace lo oscuro
existen laberintos en múltiples giros.
Final y principio, búsqueda infinita,
tras la luz vive el prefacio de la nada.
































LA MUERTE DE UN PASADO










Sesgado en el olvido,
la alquimia de mis pasos
abren abismos de soledades.

Entre los senderos de otros,
he sentido los ojos del mar
en las imágenes de la noche:

dos criaturas perciben
la luz de los sueños
como pétalos del alba.
























YO SOY



(1)


Yo soy la otredad del silencio
donde el abismo se anonada en la forma
y las estrellas no mueren en el tiempo.


(2)


Yo soy el sentimiento de la noche,
mientras despierta el día
en los labios del camino.


(3)



Yo soy la muerte real de la vida
donde termina el principio
de un todo que empieza a filosofar.



(4)


Yo soy la imagen
disuelta en el vacío
de un cementerio sin nombre.



(5)


Yo soy el espacio
que busca la elevación sublime
de un Dios transitorio.


(6)



Yo soy un río
que finaliza en el origen
donde está su misterio.



(7)


Yo soy la flor
que me hace hombre
en la sombra.


(8)



Yo soy el espejo
que hiere el polvo
de la presencia.


(9)


Yo soy el mar
de un recuerdo de siglos
donde todo está vivo...



(10)



Yo soy esta calle
que vomita en soledades
el silencio de la memoria.




(11)



Yo soy
un cuerpo cualquiera
que sin saberlo aún está vivo.


(12)



Yo soy la vida
en las hojas del árbol
de un sol que vuela dormido.



(13)



Yo soy el círculo
donde se acicalan las voces
de un eterno canto.





















QUIERO DECIR UNA PALABRA










Quiero decir
una palabra
que hiera su memoria
y al instante muera
en el fondo de su forma.


Quiero decir
una palabra
que no sea más
que su palabra
una palabra que deje
de ser palabra.






















SOLO EN LA SOLEDAD










Solo en la soledad
descubro la sombra,
donde nace la nada.

































ESTA NOCHE










Esta noche
en los ojos de la memoria:
el espejo aislado
en el oleaje de la muerte
encontrará su misterio.































INESPEJO










¡Oh, espejo!
¿Por qué no alumbras
mi rostro?

¿Es que la luz
de mi cuerpo se disipó
sin haber dejado rastros?

Ante esta alambrada
de espejos y espacios
corro la cortina...




































































Si el suicidio del amor no existiera mi voz dejaría el silencio de tu cuerpo.
TRANSMUTACIÓN DEL ESPEJO










He transmutado el espejo
para saber quién soy.

Me busco y no me encuentro
por ser parte de una sombra.






























QUIERO










Quiero
tu presencia
en mis ojos,

como el sueño
de la noche

en la oscura cortina
que
despierta.





































































En la voz de la sombra
existe un espacio que gira
en su propio espacio.
MÍRIAM










Cierro el espacio
de tus ojos
y alumbro la soledad
de la noche.































LA SOMBRA DEL FUEGO ETERNO










La vida
camina en la voz del viento
entre la sombra del fuego eterno.

































EN LOS OJOS DE LA SOMBRA










El fantasma
de tus manos
en los ojos de la sombra
medita.































HE NACIDO










En la herida
de una voz
he nacido carcomido
de espumas.































LA SOMBRA








(1)

La sombra muere
y mi rostro
cubre la memoria
de la nada.































LA SOMBRA








(2)

Abro
la cortina
hiriéndole
el rostro

a la sombra
de
mis
ojos.


























BAJO LA PENUMBRA DE UNA FLOR










El espejo
del viento
camina

bajo la penumbra
de una flor.

































SIN SABER POR QUÉ










Hoy
he muerto
en la congoja

de una flor,
sin saber por qué...





























EN LA PALABRA








Vivo
en
la
palabra

porque
es
la
voz
de
mi
sangre.


























DOS ALMAS










Dos almas
vuelan
al silencio,

mientras
nace
el crepúsculo
infinito
de
un
sueño
creador.























SOLEDAD








¡Oh,
soledad!
¿Por qué
mueres,

si eres
la memoria
más
allá

de
mi
sombra?
























VOZ




(Las voz nació del fondo)





¡Oh, muerte!
Por qué
despiertas

la
otra
conciencia
de
mi
voz.

Puntos de agenda

Punto 1

Punto 2

Minuta

ESTA PAGINA ESTA TRABAJANDOSE DIA Y NOCHE.




























Realización: jose espinal Marcelo.