Make your own free website on Tripod.com








EN LA PALABRA
ARTICULOS













Home

Ensayos | ESCRITORES HUESPEDES | SILECIO DE SOMBRA Y EN LA PALABRA | Eventos recientes y próximos | LIBRO MAS ALLA DE MI SOMBRA | ARTICULOS | GALERIA FOTOGRAFICA | Vínculos relacionados | Contáctenos





ENEGILDO PEÑA

EL POETA ES LA ÚLTIMA METÁFORA DE LA UTOPÍA HUMANA
Por Enegildo Peña

Sólo el poeta cree en la poesía.









































___________________

FRAFISMO ERÓTICO EN PERSIO MINIER
Por Enegildo Peña

Ser artista en cualquier parte del mundo, es ser bohemio, extraño y conflictivo, así piensa la mayoría de la gente porque no tiene la sensibilidad de entender la genialidad de quien puede crear realidades distintas a la nuestra. Son muchos los artistas latinos, que pese a la certidumbre existencial que se viven en Los Estados Unidos, tratan de serlos.

Uno de ellos, está entre nosotros, su nombre es Persio Minier, artista visual que reside en Nueva York, que durante sus horas de descanso asume su auténtica vocación de pintar. Ha participado en decenas de colectivas en diferentes ciudades de los Estados Unidos.

Sus pinturas están fundamentadas a través de un grafismo que se sostiene en un pincelismo de tipo oriental, que en esta ocasión también tiene un relleno fotográfico de carácter erótico, es decir, hay distintas técnicas que se autogestiona como por ejemplo el collage, para lograr un propósito estético.

El erotismo es el tema elegido por utiliza el artista, para desvelar en está individual (números once) titulada Punto G, donde su personalidad pictórica traza las líneas para penetrarnos a un universo de códigos visuales, donde las zonas reproductoras se ocultan para encubrir nuestro eterno regreso.

Con sus líneas erotizantes nos dibuja bajo un surrealismo deslumbrante las posibilidades significativas de la sexualidad humana, una la muestra aparentada, mientras otra la esconde a propósito. Estas obras nos envuelven al estado originario, donde la razón de lo prohibido es la existencia de lo que existimos.

Somos seres comprobables, desde la sexualidad, pero el erotismo es nuestra permanencia porque nos permite ser y seguir siendo. Este es el ámbito filosófico de esta exhibición. Detrás no existe un solo gesto de vulgaridad, sino de erotismo, como decía Octavio Paz, el sexo es animal el erotismo es humano, por eso esta es una muestra eminentemente humana.

El pintor Persio Minier no encubre su tema, lo exhibe desde deferentes planos artísticos, para que dejemos atrás los prejuicios de lo que hacemos en soledad compartida. Quien esconde su apetito erótico, es capaz de olvidarlo todo, hasta de sí mismo.

Trayendo su única razón de ser, pintar desde lo creado su propio mundo, ha vuelto el pintor Persio, Casa de Arte ha sido su aparo, para que nosotros como simples lectores visuales podamos descubre sus pinturas, y ser parte de ellas.



*Empecé la semana pasada esta columna con un ensayo sobre Política Cultural en la República Dominicana, y la titulé En la palabra porque así tengo un breve poema que evoca el sufrimiento que tiene que pasar un escritor en la Sociedad Dominicana, por vivir de algo que no se vive: Vivo en la palabra,/ porque es la voz de mi sangre.

De manera semanal o quincenal, estaré En la palabra en nuestro periódico La Información. Está diseño sobre una tesis que he elaborado, donde establezco que todas las informaciones que se generan en los medios de comunicación son producto de un estado superior que se llama: cultura, es decir, la comunicación es una reproducción de la cultura. Y la cultura es desde que nacemos pensamiento y escritura, por eso es que donde produce la escritura es En la palabra.

Para los artistas el arte es un estado de sensibilidad, donde la conciencia intelectual debe convivir con la sociedad. Sin embargo, estamos viviendo en sociedades donde la estética del consumo es el mercado, es decir, somos simplemente consumidores.

Mientras esto sucede, es a los artistas (creadores de los estados estéticos y espirituales), a quienes le corresponde crear una sociedad culturalmente más estética. Para que los demás, puedan aprender desde los sentidos, quienes posean esta cualidad ahondaran en la sabiduría de las cosas, para conquistarlas en su esencia plena.

Sí, son unos soñadores que viven más allá de lo meramente social, porque han trascendido la estampa de lo material. Mientras, los mercados acumulan capital, los artistas atesoran bellezas interiores que palpitan entre los únicos seres perceptibles: los artistas.

GRAFISMO ERÓTICO EN PERSIO MINIER

Ser artista en cualquier parte del mundo, es ser bohemio, extraño y conflictivo, así piensa la mayoría de la gente porque no tiene la sensibilidad de entender la genialidad de quien puede crear realidades distintas a la nuestra. Son muchos los artistas latinos, que pese a la certidumbre existencial que se viven en Los Estados Unidos, tratan de serlos. Uno de ellos, está entre nosotros, su nombre es Persio Minier, artista visual que reside en Nueva York, que durante sus horas de descanso asume su auténtica vocación de pintar. Ha participado en decenas de colectivas en diferentes ciudades de los Estados Unidos.

Sus pinturas están fundamentadas a través de un grafismo que se sostiene en un pincelismo de tipo oriental, que en esta ocasión también tiene un relleno fotográfico de carácter erótico, es decir, hay distintas técnicas que se autogestiona como por ejemplo el collage, para lograr un propósito estético. El erotismo es el tema elegido por el artista, para desvelar en esta individual (números once) titulada Punto G, donde su personalidad pictórica traza las líneas para penetrarnos a un universo de códigos visuales, donde las zonas reproductoras se ocultan para encubrir nuestro eterno regreso. Con sus líneas erotizantes nos dibuja bajo un surrealismo deslumbrante las posibilidades significativas de la sexualidad humana, una la muestra aparentada, mientras otra la esconde a propósito. Estas obras nos envuelve al estado originario, donde la razón de lo prohibido es la existencia de lo que existimos. Somos seres comprobables, desde la sexualidad, pero el erotismo es nuestra permanencia porque nos permite ser y seguir siendo. Este es el ámbito filosófico de esta exhibición. Detrás no existe un solo gesto de vulgaridad, sino de erotismo, como decía Octavio Paz, el sexo es animal el erotismo es humano, por eso esta es una muestra eminentemente humana.

El pintor Persio Minier no encubre su tema, lo exhibe desde deferentes planos artísticos, para que dejemos atrás los prejuicios de lo que hacemos en soledad compartida. Quien esconde su apetito erótico, es capaz de olvidarlo todo, hasta de sí mismo.

Trayendo su única razón de ser, desde lo creado pinta su propio mundo. Así vuelve Persio, y Casa de Arte ha sido su aparo, para que nosotros como simples lectores visuales podamos descubrir sus pinturas, y ser parte de ellas.






PORTADA LIBRO DE ACEVEDO

Sólo el poeta cree en la poesía. El poeta es la última metáfora de la utopía
humana, por eso busca la esencia sensible de sus cosas. Aunque la modernidad en su crisis de civilización se haya olvidado de la poesía, el poeta sigue creando, soñando y sufriendo porque todavía cree en la humanidad.

En esta penumbra sobrevive el poeta, dejando atrás todo lo mezquino que caracteriza la temporalidad postmoderna, animalizando todo hasta llegar a la ridiculización de los sentidos. El hombre ha perdido su permanencia, por estar buscando lo inmediato. Parecería que ya todo esta perdido, pero todavía nos queda la poesía:

He visto los delfines del alba
navegar en tus ojos
hasta alcanzar los mares distantes
del crepúsculo donde los dioses
protegen la utopía para que no la roben
los pescadores de sueños.

(Pescadores de sueños)

Aunque los poetas sean distintos, los temas siempre serán los mismos. El amor es el tema que más intento poético ha tenido, porque en algún momento de nuestra vida, la poesía ha sido la mampara para conquistar lo deseado o regresar al olvido. En su Espejismo de luna llena, Domingo Acevedo lo ha padecido:

La verde soledad del mundo
quedó para siempre en mi corazón y
entre las hojas muertas busqué desesperado
el último suspiro de la vida para despertar
la primavera de su sueño de silencio
para que las flores no mueran jamás.

(Estación I)

La naturaleza es utilizada como pretexto de sus amores angustiosos, donde
lleva sus vacíos existenciales hacia la verde soledad del mundo, para luego despertar la primavera/ de su sueño de silencio. La nostalgia, la soledad natural y el amor son temas recurrentes en la historia de la literature. La evidencia de la soledad más terrible en el ámbito de la poesía contemporánea la expresó César Vallejo, cuando dijo, yo nací un día en que Dios estaba enfermo. Jamás podré olvidar este verso, tan solidariamente doloroso, donde se manifiesta la indiferencia de las desigualdades sociales. A Domingo Acevedo también le duele la desesperanza social:

He viajado hacia la noche eterna de los ingenios muertos enterrados en los bateyes abandonados de cuyo esplendor efímero sólo quedan las cenizas ancestrales
que el viento amarrillo de las tardes
de un otoño tropical
dispersa por los senderos ensangrentados
de una historia amarga
que se eterniza en las leyendas
que cuentan los abuelos
en las noches del olvido
junto a las hogueras de los sueños.

(Los Ingenios)

La poesía no se hace con intenciones, sino con palabras, pero éstas deben ser estéticamente creadoras. Cuando un poeta logra decir lo que no puede el lenguaje, estamos en presencia de la poesía. Todos anidamos en nuestro ser alguna intención poética, pero hasta que no lo intentamos no sabemos lo difícil que es. Domingo Acevedo ha hecho su intento, ahora le corresponde a cada uno de ustedes hacer su lectura, porque ya yo hice la mía.

(Espejismo de luna llena, Domingo Acevedo; Mediabyte: 2001; 111 páginas).


Ventana |biblioteca Poesía
Domingo 16 de febrero de 3003

ENEGILDO PEÑA.

EN LA PALABRA






Poemas de
Enegildo Peña
1.I

El lenguaje del agua acaricia
el idioma de los sueños
en el misterio de su forma.
La espuma revela
la historia de las voces.

Con las manos azules tocadas
por arena y sal, he visto su misterio
en el agua de este fondo de azar.


1.II

El cadáver de la soledad
en sus ilusiones eternas,
recoge el vacío de la noche
exclamando: ¡sólo el sueño existe!
Y en la sombra nos hace ser nosotros.


1.III

Con alas de pájaros y de hombres
el espejo de un éxtasis roto,
ha perdido su memoria, mas recupera una,
la flor que vuela con el viento.

La escritura dibuja
la voz en cristales de viento,
dejando la luz que sólo sostiene
la reminiscencia de otros
que aún están en nosotros.


1.IV

Sentimos la noche
que desnuda nos mira.
El misterio crece más allá de nosotros,
la inteligencia de la flor abre
el instante de lo eterno.

1.V

Y mira con nostalgia la sombra
en los rincones de la memoria.
Al producirse otra vez
nace el asombro donde la palabra
sueña inventándose.

El fuego levanta
el espíritu de esta sombra
que no se nombra y termina
escribiéndose.


1.VI

La noche despierta las imágenes
de su nombre en el ritmo de los sentidos.
Inmenso el ser teje el espíritu
de un pájaro que abre los labios
y besa lo profundo en un papel que sangra.

Con la brevedad del instante
la luz azul atraviesa el azar confesando
la realidad del verbo.
El cielo dibuja la escritura
con la luz de la luna.


1.VII

Los peces empiezan a beberse
las hojas de la luna.
Bajo el silencio lacónico de sus labios
la sombra, su perpetuidad teje y asombra
al propio milagro que la forja.


1.VIII

Más allá de ella todo empieza a entenderse.
Mientras, el lápiz dormido rueda
desangrándose en la eternidad de sus lavas,
los esqueletos de la noche hacen la palabra.

En secreto silencio atrapa
lo indecible y en el habla escribe.
Los garabatos de su alma
conversan con la noche
al revelar el otro en la palabra.
Biografia

Enegildo Peña nació en Santiago de los Caballeros, República Dominicana, el 9 de agosto de 1965. Forma parte de la promoción de los poetas de los '90. Es uno de los más activos promotores literarios de la ciudad cibaeña. Director y fundador del Taller Literario Virgilio Díaz Grullón y de la revista Voz Literaria del (CURSA-UASD). Co-fundador del Círculo de Escritores de Santiago y miembro fundador del Taller Literario Líttera. Poeta, escritor, periodista y promotor cultural, ha ganado premios de poesía; ha publicado poemas y estudios en la prensa; textos suyos han aparecido en antologías como Juego de Imágenes (Ediciones Hojarasca, 1995); Antología del Ateneo Insular (Colección en la Interior Bodega, 1995); Antología del Ateneo Insular (Colección en la Interior Bodega, 1997); ha sido antologado en el Diccionario Enciclopédico Dominicano (1988), y por el Azul del mar -(encuentro artístico dominico-español, 1995); también esta incluido en la Antología de este lado del país llamado El Norte, colección Comisión Permanente Feria Nacional del Libro '98. También aparece antologado en los libros premiados de la Alianza Cibaeña. Su labor poética y ensayística se recoge en el volumen titulado En la palabra (2000). Ha dictado conferencias en la mayoría de las universidades del país y los centros culturales, además ha sido conferenciante invitado a Puerto Rico, a la Universidad María de Hostos de City College de Nueva York y al Festival del Caribe, que se realiza en Santiago de Cuba.

Autor del libro de poesía Más allá de mi sombra (1993), testimonio de sus inquietudes filosóficas. Su producción poética revela a un ser preocupado por el sentido de la vida y el mundo, y en sus reflexiones hay verdades poéticas que atrapan la huella de lo trascendente, esto lo dice, el doctor Bruno Rosario Candelier en su antología interiorista. Enegildo Peña, fue premiado por su destacada participación en la Primera Feria Regional del Libro Santiago '97, con el máximo galardón Gregorio Luperón. Actualmente es Director Ejecutivo de Casa de Arte, colaborador de los periódicos Listín Dario, a través de la sección Biblioteca que dirige el destacado escritor, crítico, intelectual y gestor cultural, José Rafael Lantigua, en la actualidad también escribe para el Periódico La Información, además realiza comentarios en varios programas de Supe TV, canal 55 y el canal 25.

POEMA

LA MUERTE DE UN PASADO

Sesgado en el olvido,
la alquimia de mis pasos
abren abismos de soledades.
Entre los senderos de otros,
he sentido los ojos del mar
en las imágenes de la noche:

dos criaturas perciben
la luz de los sueños
como pétalos del alba.










































REALIZACION JOSE ESPINAL MARCELO. 809-7775438